Dónde comían los romanos.

Los romanos comían en diversos lugares, como hogares, tabernas y termas, así como en festividades públicas. Sus opciones de comida y lugares para comer dependían de su estatus social y preferencias personales, ofreciendo una amplia variedad de experiencias culinarias.

Los romanos solían comer en diferentes lugares y de diversas maneras, dependiendo de su estatus social y preferencias personales. Los lugares donde comían incluían sus hogares, tabernas, termas y en ocasiones, en festividades públicas.

En sus hogares, los romanos generalmente comían en un espacio llamado triclinium, que era una sala de comedor especial en la que se colocaban tres camas o divanes (klinai) en forma de U alrededor de una mesa baja central. Los comensales se reclinaban en estos divanes mientras disfrutaban de sus comidas. Las familias romanas acomodadas también solían tener cocinas y comedores bien equipados, mientras que las familias de menor rango social comían en espacios más modestos.

Además de comer en casa, los romanos también visitaban tabernas (popinae) y bares (thermopolia) para disfrutar de comidas y bebidas. Las tabernas eran lugares humildes, frecuentados en su mayoría por la clase trabajadora, donde se servían comidas sencillas y asequibles. Los thermopolia, por otro lado, eran establecimientos que vendían comida caliente y bebidas para llevar, y eran muy populares en las ciudades romanas, especialmente entre aquellos que no tenían instalaciones de cocina en casa.

En ciertas ocasiones, como festivales religiosos y eventos públicos, los romanos también comían en banquetes públicos. Estos eventos generalmente se llevaban a cabo en lugares públicos como el foro, y ofrecían a los ciudadanos la oportunidad de disfrutar de comidas gratuitas proporcionadas por los patrocinadores.

En resumen, los romanos comían en una variedad de lugares, desde sus hogares hasta tabernas y termas. Las opciones de comida y el ambiente de estos lugares variaban según el estatus social y las preferencias personales de los romanos.

Scroll al inicio