El reinado de Tutankamón: Cronología y acontecimientos durante su gobierno

Explora el breve pero impactante reinado de Tutankamón en el antiguo Egipto, desde su ascenso al trono hasta sus políticas religiosas, relaciones diplomáticas y legado duradero.

Tutankamón, también conocido como El niño faraón, fue un gobernante egipcio de la 18ª dinastía que reinó durante el período conocido como el Nuevo Reino.

A pesar de su corto reinado, la vida y muerte de Tutankamón han sido objeto de fascinación y estudio para arqueólogos, egiptólogos e historiadores. En este artículo, exploraremos la cronología de su reinado y los acontecimientos clave que tuvieron lugar durante su gobierno.

Ascenso al trono

Tutankamón nació alrededor del año 1341 a.C. y asumió el trono a una edad temprana, aproximadamente a los 9 años, tras la muerte de su predecesor y probablemente su padre, Akenatón.

Su nombre original era Tutankhaten, que significa «Imagen viviente de Atón», pero cambió su nombre a Tutankamón, que significa «Imagen viviente de Amón», poco después de ascender al trono. Este cambio de nombre refleja un cambio en las políticas religiosas del antiguo Egipto durante su reinado.

Restauración del culto a Amón

Una de las acciones más significativas de Tutankamón durante su reinado fue la restauración del culto al dios Amón. Su predecesor, Akenatón, había impuesto el culto al dios del sol, Atón, como la única religión oficial y había suprimido el culto a otros dioses, incluido Amón. Esta política, conocida como atenismo, provocó tensiones y conflictos en el antiguo Egipto.

Tutankamón revirtió las políticas de Akenatón y restauró el culto a Amón y a otros dioses. Ordenó la reparación de templos dañados y la construcción de nuevos templos dedicados a Amón y a otros dioses. Este cambio en la política religiosa ayudó a restaurar la estabilidad en el antiguo Egipto y a fortalecer su relación con el poderoso clero de Amón.

Relaciones internacionales y diplomacia

Durante el reinado de Tutankamón, Egipto mantuvo relaciones diplomáticas con otras potencias de la época, como el reino de Mitani y el Imperio hitita. Se han encontrado cartas y correspondencia diplomática entre Tutankamón y otros gobernantes en el archivo de Amarna, que proporciona información sobre las relaciones internacionales y las preocupaciones políticas del antiguo Egipto durante su reinado.

Desarrollo económico y obras públicas

Tutankamón también se centró en el desarrollo económico y en la realización de obras públicas. Durante su reinado, se llevaron a cabo proyectos de construcción en ciudades como Tebas y Menfis, así como en templos y tumbas. Además, Egipto mantuvo relaciones comerciales con otras regiones, como Nubia y el Levante, lo que contribuyó al crecimiento económico y la prosperidad del país.

Muerte y legado

Tutankamón murió alrededor del año 1323 a.C., a la edad de aproximadamente 18 años. La causa exacta de su muerte sigue siendo un misterio, aunque se han propuesto varias teorías, como enfermedades genéticas, infecciones o incluso asesinato.

Su tumba, conocida como KV62, fue descubierta en 1922 por el arqueólogo británico Howard Carter en el Valle de los Reyes. La tumba estaba casi intacta y contenía numerosos objetos de valor y artefactos que han proporcionado información valiosa sobre el antiguo Egipto y el reinado de Tutankamón.

A pesar de su corto reinado y su muerte temprana, el legado de Tutankamón ha dejado una impresión duradera en la historia del antiguo Egipto. Su decisión de restaurar el culto a Amón y revertir las políticas religiosas de Akenatón tuvo un impacto significativo en la estabilidad política y religiosa del país.

Además, su tumba casi intacta y sus tesoros han capturado la imaginación del público y han contribuido al interés mundial en la historia y la cultura del antiguo Egipto.

Conclusión

El reinado de Tutankamón, aunque breve, fue un período de cambios y desarrollos en el antiguo Egipto. Su liderazgo en la restauración del culto a Amón y en el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas y económicas con otras naciones dejó una huella duradera en la historia egipcia. El descubrimiento de su tumba y sus tesoros ha permitido a los historiadores y arqueólogos obtener una comprensión más profunda de su vida y su reinado, asegurando que la figura de Tutankamón siga siendo una fuente de fascinación y estudio para las generaciones futuras.

Scroll al inicio